“entrenamiento de autodefensa para mujeres pdf |entrenamiento de defensa personal Randy Lahaie”

En consecuencia, comencé a buscar un arte marcial que me proporcionara las habilidades que necesitaría para defenderme de verdad. Estudié todos y cada uno de los puntos funcionales y útiles de las artes marciales, di oportunidad a bastantes estilos y desgraciadamente muchos de ellos flaqueaban.
Practica cómo vas a disparar. No apuntes lentamente, presiona un solo disparo, y luego detente y mira a dónde se dirige. Practica lo antes posible consiguiendo un blanco y apuntando un tiro rápido y certero (o dos o tres). Consigue un amigo de confianza que te diga cuando empezar y detenerte al disparar para que te motive a realizar los disparos que necesites. Practica resolviendo cualquier error o recargando el arma. Haz todo esto con cuidado.
No. Aunque los dos conceptos están vinculados y tienen raíces comunes (Marcial viene de Marte el dios de la guerra), en la actualidad sus enfoques y ejecución son realmente diferentes. Por una por una parte, las Artes Marciales son vistas como una práctica deportiva donde el objetivo es la autodisciplina, el fortalecimiento del cuerpo, dentro de un estilo o sistema que propone combates convenidos “arreglados” en condiciones ideales, con muchas reglas y con un árbitro cuyo propósito es hacer cumplir dichas normas para proteger a los contendientes. Ciertamente no nos oponemos ni denigramos del deporte y sus nobles objetivos. En Fiel Guardián nuestros entrenadores y consultores participaron activamente o practican actualmente Artes Marciales para mantener reflejos, movilidad y salud como complemento a nuestra actividad focal que es la Defensa pura y dura.
La verdad de estás “situaciones de crisis” es que son la vida real, sin limitaciones de crudeza o mala fortuna, todo puede salir mal, incluso lo ensayado cien mil veces, es por eso que la defensa personal no es bonita, su estética a veces se nos presenta incluso extraña y aquello que tan asimilado tenemos puede traducirse en una liberación por intento de secuestro o una confrontación a una agresión, como un golpe mal dado, un brazo que no iba por dónde debía ir o un manotazo que se escapa. Estas cosas ocurren, la calle no es estética, es fea y cruel. Pero precisamente por eso es importante tratar de adquirir herramientas de instinto consciente, aquel que nos ayuda y que reacciona en fracciones de segundo liberándonos de un agresor aunque sea con una técnica “extrañamente” ejecutada. Para eso: practica, practica y más practica.
A la edad de 4 años Lluís empieza a practicar Karate en el Dojo familiar de su padre, siendo este su maestro y mentor. Su base marcial y tradicional ha marcado su metodología en las clases y la manera como enfoca el desarrollo de las mismas, siendo estas de una gran intensidad física sin dejar nunca de lado la corrección técnica.
Realizado en Dojo Zentrum. Impartido por Manuel Montero Kiesow y asistido por Monica Hinrichsen. Se realizaron múltiples protocolos para responder a un intento de agresión. Se trabajaron resoluciones ante agarres, en el suelo y con armas improvisadas.
La frase “artes marciales” pone énfasis en “marcial”, lo que se refiere a la guerra o a los militares. Esto significa que cuando un practicante de artes marciales necesita defenderse, su arte se asegurará de que esté bien preparado para hacerlo.
Como cualquier arma larga , no se puede maniobrar con facilidad debido a su longitud. En situaciones en las que tienes que defenderte en tu propiedad, podría ser necesario que coloques la culata debajo de tu hombro reduciendo tu precisión. Podría ser difícil moverte por las esquinas y las puertas de tu propiedad llevando el cañón delante de ti cuando te acerques a una puerta ya que advertirá al enemigo dónde te encuentras.
La base de la defensa personal es siempre estar uno contra uno, defendiendo cada quien a su hombre y siguiendolo por toda el áre que debamos defender, si podemos evitar que reciba el balón mejor, pero si es muy arriesgado debemos tratar de frenar el avanze rival, la defensa personal puede ser sumamente hostigante y desesperar a cualquier ofensivo.
6) Jiu-Jitsu: Es un arte marcial japonés que se enfoca en la defensa personal sin ningún tipo de arma. Su principal técnica son las luxaciones articulares por sobre las patadas, combos, derribos, proyecciones, esquivos, y estrangulamientos.
Los rifles son como muchas personas se los imaginan cuando piensan en un arma larga. Están diseñados para disparar un solo proyectil, a menudo más pequeño que las balas de las pistolas, en un índice de velocidad más alto.
Realiza siempre un calentamiento antes de llevar a cabo cualquier tipo de actividad de artes marciales, es importante el cardiovascular. Estar en forma te puede dar el triunfo en un combate o en caso de necesidad ayudarte a huir
Yo practiqué muchos años también el kyokushinkai llegando a competir muchas veces y lo considero lo mejor de lo mejor. Lo único es que no lo he aconsejado aquí porque a lo mejor no lo conocían por ser un arte marcial muy exclusivo.
El principio del maestro Ueshiba es que se puede lograr la perfección física y mental con la meditación y con la práctica continuada del aikido. Por eso este arte marcial es diferente a otros y por eso Luis me dijo que era lo que mi lectora necesitaba.
Como conclusión hacer una mención especial para el grupo de Defensa Personal del centro SAFA, cada día me sorprendo más con vuestra capacidad de evolución y aprendizaje, seguid así, yo aprendo importantísimas lecciones de vosotros, sois una fuente inacabable de buenos momentos, experiencias y conocimientos que no tiene precio. Gracias.
Ingrid Murillo, estudiante de Fonoaudiología, no titubeó al tomar el seminario de defensa personal para mujeres dictado por la Shaolin Boxing Association (S.B.A.), organización dedicada a la enseñanza del Wing Chun en Colombia. Durante siete sesiones que iniciaron desde el 17 de junio de 5:30 a 7:00 p.m. y que concluyen mañana, ha aprendido desvíos, agarres, luxaciones y lanzamientos, además de defensa y ataque con armas tradicionales. “El entrenamiento es exigente tanto mental como físicamente. Pero me sentí motivada porque quería aprender a defenderme de situaciones adversas en cualquier lugar”, comenta.
Realizado en Dojo Zentrum, impartido por Manuel Montero Kiesow y asistido por Oscar Belmonte y Alberto Otero. En el curso se trabajaron protocolos y técnicas para resolver una agresión mediante Armas Improvisadas, como Paraguas, carpeta, revista, bolso,  llavero de defensa y la forma de utilizar un spray de Defensa Personal.
Hay que destacar que el término Yawara-Jitsu define nuestro sistema de defensa personal, y que mantiene la esencia del antiguo Yawara. El término Yawara-Jitsu, y su traducción moderna (defensa personal científica) están registrados por su fundador, el Gran Maestro Miguel Pérez Carrillo; y por su hijo, actual director del estilo, Soke-Shihan Enrique Pérez-Carrillo de la Cueva. El antiguo Yawara no llevaba el sufijo “jitsu”. Se empleaba escuetamente “yawara”, o también yawara aiki-jujutsu. Por lo cual, no hay que confundir ni el Yawara antiguo, ni el Yawara-Jutsu, con el Yawara-Jitsu moderno.
     Cuando un equipo pierde la posesión, el conjunto de jugadores debe cambiar inmediatamente la mentalidad ofensiva para centrarse en el juego defensivo. Para ello la primera acción a realizar es retroceder por detrás del balón el número máximo de jugadores para que intenten recuperar el balón y/o eviten la progresión del ataque rival.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *