“entrenamiento de autodefensa del ejército desarmado |entrenamiento de autodefensa Riverside ri”

Como Verónica, cada vez son más las mujeres que rompen el prejuicio y se animan a practicar alguna arte marcial. Lo hacen con dos objetivos bien claros: aprender a defenderse y entrenar el cuerpo. Algunas, lamentablemente, impulsadas por las mismas que Verónica, otras (la gran mayoría) por temor a sufrirlo.
5. Llama para pedir auxilio: La llamada de ayuda puede asustar al atacante lo suficiente como para permitirte escapar. Muchas mujeres se bloquean y no saben qué gritar. Gritar ‘fuego’ por ejemplo, puede ser más afectivo que gritar simplemente ‘ayuda’.
Las personas que hacemos defensa personal integral entrenamos acciones físicas que jamás queremos utilizar en nuestra vida, y si así fuera no sabemos cuándo ni dónde, siendo sumamente importante el tipo de entrenamiento que realicemos para que podamos rendir al máximo cuando nos sea necesario.
Yo practiqué muchos años también el kyokushinkai llegando a competir muchas veces y lo considero lo mejor de lo mejor. Lo único es que no lo he aconsejado aquí porque a lo mejor no lo conocían por ser un arte marcial muy exclusivo.
“Defenderse” no siempre consiste en utilizar sólo habilidades “defensivas” que no mermen la capacidad atacante y continua de los agresores (en condiciones de superioridad física o/y numérica) esperando a que rehusen por fatiga o autolesión. En la realidad, conseguir defenderse así resulta muy poco probable, incluso para un experto.
Conceptos como: entrenamiento funcional, entrenamiento central, CORE, tipos de fuerza, cadena muscular, propiocepción, fascia, pliometría, alineación fundamental de segmentos corporales… son fundamentales a la hora de planificar y ejecutar un entrenamiento holístico.
Para que la propuesta del párrafo anterior sea un hecho, es necesario conocer el comportamiento humano en general, el del malandro (con sus fortalezas, debilidades y formas de operar), y por supuesto conocernos a nosotros mismos para saber cuál es nuestra realidad, con qué herramientas contamos y qué esperar de una situación de apremio, donde la violencia, el miedo y la agresión son ingredientes principales. Conocer de estrategia y tácticas para la supervivencia  son parte de la preparación de quienes se toman en serio la Defensa Personal.
Deportes de golpeo. De nuevo, para pelear de pie. Boxeo inglés, muay thai (leer artículo al respecto en este blog), kick boxing, sanda, karate deportivo, taekwondo (si, es un arte marcial, pero está tan enfocado a la práctica deportivo que ha perdido, en casi todas las escuelas, su raíz y prácticas marciales).
Si os tomáis la molestia de leer los libros que dedicó Bruce Lee al JKD veréis pura genialidad sobre el papel. Todas y cada una de las mejoras técnicas que propone se apoyan en razonamientos sólidos, como por ejemplo situar tu lado fuerte frente al atacante y un grandísimo abanico de estrategias diferentes.
Primero de todo aclarar que la Defensa Personal, aunque está dentro del mundo marcial, se suele considerar más un sistema que no un estilo tradicional. La razón es que se trata de intentar educar al individuo en acciones de auto defensa para situaciones concretas o inesperadas en las cuales se hace patente la necesidad del reflejo natural e instintivo, sin pulimentos técnicos ni mucho menos tan transcendentales como en cualquier arte marcial tradicional.
En casos extremos, en los que estás encerrada en una habitación o en tu casa y te están amenazando o violentando contra ti, saber cómo defenderte puede salvar tu vida.  Es por eso, que el Instituto Nacional del Deporte (IPD) organizará este 8 de marzo, en el Estadio Nacional, un taller gratuito de técnicas de defensa personal para mujeres por el “Día Internacional de la Mujer”.
El recurso más efectivo es siempre evitar el enfrentamiento, especialmente aquel que conlleva la agresión física, dado que el resultado de todo enfrentamiento es incierto (ej: contusiones fortuitas, armas ocultas, cómplices no detectados,…). Aunque es legítima la defensa de nuestros derechos, tales como mantener nuestro honor y patrimonio, resulta más importante evitar poner en riesgo la vida. No obstante, cuando no hay otra solución mejor, se debe afrontar con decisión.
El Yawara-Jitsu es un arte marcial moderno, que responde a la necesidad de utilizar técnicas de defensa personal ante las más variadas agresiones que se pueden producir en la vida diaria. El método de enseñanza es científico, racional y progresivo. Además de práctico y realista.
La práctica del Arte Marcial les enseñará humildad, respeto y que su uso fuera del dojo o estudio es sólo para casos extremos. Esto está muy bien, pero realmente, la manera en que se practica ésta disciplina dista mucho de la realidad y es por eso que escribo sobre éstas diferencias para poner a su disposición información que les permita una visión basada en más de 27 años de experiencia en el área de la seguridad y la Defensa Personal, con la sola intención que ustedes estén más seguros y que tomen decisiones asertivas al momento seleccionar sus opciones cuando escojan una propuesta para su preparación para su protección.
La práctica de krav maga se extiende también a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Por ejemplo en Estados Unidos, todas las Fuerzas de Seguridad, especialmente las de élite lo practican, en Reino Unido, y por su puesto en Israel también. Respecto a España Héctor Mateos se muestra esperanzado “aquí está empezando a practicarse en los cuerpos más especializados. Pero a nivel de escala básica, por desgracia, todavía no”.
     Esta acción viene incluida en el reglamento de la international board y se define como “el forcejeo, con contacto físico, entre dos jugadores de distinto equipo que intentan disputar un balón sin utilizar los brazos despegados del cuerpo de forma que no pueda considerarse temeraria, imprudente o desproporcionada, en cuyo caso sería sancionable con tiro libre directo o penalti”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *